<body text="white"><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d4012198\x26blogName\x3dHernan\x27s+Blog+of+Hate!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://hatemachine.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3den_US\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://hatemachine.blogspot.com/\x26vt\x3d432510913833269451', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>





(:E cries at...


Hernan's Blog of Hate!

[ Sunday, September 21, 2003 ]

 

De lo efímero

Esta semana me ha invadido un miedo que nunca había tenido por tantos días seguidos. Un miedo a la fragilidad humana que últimamente me hace ver a la gente como si fuera la última vez, por más feliz que se vea. Tantas cosas que no nos hemos dicho, que no nos animamos a decirnos por tantas razones y que finalmente nunca serán dichas. Qué mano de pendejadas nos separan de la felicidad, los egos, los orgullos, la vida podría ser simple pero, como siempre, vista desde afuera. Al morir seguramente veremos todo tan sencillo y nos reíremos, y lloraremos, y nos arrepentiremos y estaremos orgullosos, como algo terrible que pasó y se recuerda años después nostálgicamente como si en realidad hubieran sido vejos buenos tiempos. Es como cuando un amigo tiene un problema serio y se complica pensando la vaina por aquí y por allá, le da vueltas y vueltas a que si esto y si lo otro, y habla con uno en un café o con algunas copas y es uno el que ve las cosas tan sencillas.. pero las de los demás, no las propias, hay que estar afuera. Todo esto parece una gran broma. Y en realidad.. nada importa.

Entonces, ya que estamos en confianza, aprovecho para decir algo para lo cual no va a haber un momento y que no me cabe más adentro: Nunca le he tratado de usted, pero sabe que me he dado cuenta que después de nada le tengo un gran cariño?


Hernán [11:40 PM] -


the hatemachine,
according to svigle