<body text="white"><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d4012198\x26blogName\x3dHernan\x27s+Blog+of+Hate!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://hatemachine.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3den_US\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://hatemachine.blogspot.com/\x26vt\x3d432510913833269451', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>





(:E cries at...


Hernan's Blog of Hate!

[ Wednesday, August 20, 2003 ]

 

Ya no es lo mismo

Pre-anuncio: Nunca había querido hablar de esto, pero bueno llegó la hora. Este post no va a generar muchos comentarios.

Hay que hacer una raya, me decía César Navarrete qué día. La única manera de que Diego Campos llame por teléfono a alguien es 1. si es la novia y 2. si le interesa hablar de sus experiencias jugando Yu-Gi-Oh! con alguien que conozca del tema. El pepe me lo confirmó, también lo llamó a él, para lo mismo. Y hacía como un mes que ni tocaba mi cuasi poderosa baraja que había quedado, entre otras, con las siguientes cartas:

- Harpie's Feather Duster
- Raigeki
- Ceasefire
- 2 Summoned Skull (uno de ellos primera edición)
- 2 Magician of Faith
- Pot of Greed / Graceful Charity
- Goblin Attack Force
- 1 Solemn wishes (necesito otra)
- Y lo tipico: Monster Reborn, Change of Heart, Dark Hole, Sangan, Witch of the Black Forest, Penguin Soldier, 2 Man-eater bug, y 5 monstruos de 1800 de ataque).

Después de que pensaba que era el gran juego de la historia y de que nos había reunido a viejos amigos ex-uniandinos, graduados, por graduar o retirados, le perdí el gusto. "Et in Arcadia Ego". El pobre pepe me pregunta las razones. Pues tome hermano, me mamó lo siguiente:

- El poder irrefutable que dan el "Harpie's" y el "Raigeki". Siempre que uno gana se lo achacan a esas 2 cartas, no a la estrategia. Y eso que no tengo "Magic Cylinder" (como Diego) ni "Mirror Force" (como pepe, que tiene las 2), ni Jinzo.

- La envidia que genera en los demás tener esas cartas. Lo miran pero FEO a uno, oyó? FEO, que lo diga el mismo pepe.

- Los torneos están llenos de chinos picados con papas que tienen mucha plata (o son manipulados por estos) para comprar cajas completas de sobres o cartas individuales, como el "Gemini Elf" que costaba 80 dólares. O tipos como el gordo de la tienda de comics de los Simpson. O como chinos "grandes" o grandes con mente de niño, o niños atrapados en el cuerpo de un adulto (como alguien por ahí).

- Que juego tan HPmente CARO! Justo cuando uno cree que ya ha pagado suficiente como para tener una baraja lo suficientemente balanceada contra cualquier estrategia PUM HP! sale otra expansion con 100+ cartas más. Y salen los mismos HPs de los que hablé a comprar todo y darle a uno papluco con esa vaina. Y entonces toca meterle plata para dar la talla, pero entonces ¿QUE SACA UNO DEL DECK PARA METER LO NUEVO?

- Ultimamente no hay mucho tiempo para esas vainas :(

- Encontré nuevo hobby: squash. Volví a las canchas, he mejorado mucho, inclusive con César hemos ido a jugar antes de las 7am, antes de ir a trabajar. Eso si es goma. Dura uno todo el día de buen ánimo, no lo derrumba nada. Que bueno reemplazar eso con deporte y no con un BayBlade o qué se yo!

Puedo parecer facilista. Pero una vez uno está desencantado con el juego, el corazón de las cartas ya lo traiciona. El mío se ha quebrado y lo peor de todo es que no lo extraño mucho. Jugué con Diego (que está al parecer en su mejor momento anímico) y claro me ganó 2 duelos a uno.

Bueh, ya probé un poco la sensación de ser invencible. A pesar de que no me creía como tal, mis yugi-compañeros se encargaron de demostrármelo, dañando un poco la "disfrutabilidad" del juego.

Hernán [12:36 AM] -


the hatemachine,
according to svigle